MI MADRE DECÍA …

Como un comentario puede hacer tambalear tu ser, como unas palabras pueden perforarte y llegar hasta la más profunda herida, como unas letras pueden deshacer el trabajo y esfuerzo hecho durante cinco años.

Aun pienso que lo que vivo hoy sigue girando entorno la anorexia, pero esta vez ha cambiado de rumbo para que no vuelva. Quiero sentirme bien, levantarme con una ilusión y sobre todo ser yo. No sentir aquella infelicidad, aquel miedo en mi garganta, por eso cada día lucho para que no volverla a ver.

A veces pienso que aún no he sabido valorar todo el esfuerzo que hizo mi madre por mí, es de tal magnitud que no lo he asimilado. Tal vez, la vida algún día me muestre lo que tuvo que sentir mi madre. Recuerdo que decía “ojalá nunca vivas una situación igual con tu hija”; “no quiero que acabes ingresada en un hospital”; “yo te he dado la vida para que la vivas y no dejaré que te salgas con la tuya”; “no quiero que te arrepientes toda la vida de como estás actuando hoy”.

 

Blanca

Post navigation

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Forma part de:
És un projecte de:
xarxanet.org - Entitats i voluntaris per un món millor