Hablando de miedos

Lo que me da miedo, no es mirarme algún día al espejo y encontrar una Marilena gorda, no se dejar de quererme. Lo que temo no es por si vuelvo a dejar de comer. Lo que temo no es el cansancio de la obsesión. Esa obsesión/adicción que come tu mente y te agota.

Lo que más temo, es este nudo enorme en la garganta por tristeza. Lo que más temo es por si vuelve el nudo al estómago… este nudo por ansiedad y tristeza que te invade y que no deje que te entre ni comida, ni pensamientos positivos. Me temo por si vuelve este sentimiento de resignación, este sentimiento de no tener razón para existir, de no tener razón para soñar.
Me temo por si vuelve a aparecer el sentimiento del aislamiento. Me temo por si vuelvo a perder a todas estas personas por las que he hecho tanto esfuerzo para que se sientan cerca de mi y yo cerca de ellas. Tengo miedo de volver a sentirme sola, de ahogarme por la soledad y la sensación de que nadie me puede entender.

No tengo miedo a la anorexia, no tengo miedo a la bulimia, tengo miedo de no poder soñar, de no tener ganas por bailar, comer, enamorarme, vivir…

Marilena

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Forma part de:
És un projecte de:
xarxanet.org - Entitats i voluntaris per un món millor