ESPEJITO ESPEJITO…

Veía el reflejo en el espejo, pero esa chica con los ojos adentrados, con una palidez inconfundible, no llegaba a reconocerme… Espejito espejito quien es la mujer mas bella? Nunca respondia un YO, siempre eran otras personas, aunque yo hiciera todo lo que inconscientemente me decía que había que hacer para serlo en ningún momento llegaba ese momento de que era bella. Cada vez me exigia más aún sabiendo que hiciera lo que hiciera no llegaba el día en que todo estuviera bien y pudiera ser yo sin juzgarme ni arrepentirme de haber alimentado mi cuerpo débil, que arrastraba a trancas y barrancas.

Cuanto más “perfecta” queria ser o estar, mi vida bajaba empicada esa perfección se convertia en miedos, inseguridades y odio hacia mi persona, llegando a culpabilizar mi cuerpo de todo lo secundario que pasaba en mi vida, siendo así un pez que se mordia la cola hasta que mi cuerpo y mi alma tocó el suelo y solamente habia dos opciones; dejarme llevar o poner los pies en el suelo, las manos y hacer fuerza hacia arriba y es lo que hice.

Lo único que me hacia sentir no tan distinta era oír otras personas que se sentían exactamente igual, que para ellas/os todo el mundo era mejor sin quererse a si misma/o ni valorar sus virtudes ni respetar sus defectos por decirlo de alguna manera.

Me levanté con fuerza, me puse de pié y me dejé guiar hacia un camino que llevaba a un mundo distinto al conocido, pero que con el tiempo me llevó a conocerme, a ser quien soy y a quererme tal cómo soy, porque cada persona es especial y única en este mundo y debemos querernos y aceptarnos porque esa es la esencia que nos llevará a ser felices y conseguir lo que en aquellos entonces creíamos que los sueños no se cumplían.

Melodi

 

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Forma part de:
És un projecte de:
xarxanet.org - Entitats i voluntaris per un món millor