Contrastes

 

Tengo hambre pero solamente con un bocado, me siento llena y hinchada. Un trozo de pan me parece una montaña entera. No quiero cambiar nada, pero lo quiero cambiar todo, quiero cambiar mi realidad. Quiero cambiar mi cuerpo. Me quiero cambiar a mi. Quiero que dejen de decirme qué hacer, que no me digan qué tengo que comer y cómo comportarme, pero si me dejan sola, me autodestruiré. Quiero estar bien, pero no quiero estar bien…

 
Quiero quedarme sola, pero ya no soporto la soledad. Quiero estar entre amigos, pero me da mucha vergüenza estar con gente, me da miedo que me vean como me veo yo a mi: fea, gorda, inútil. Quiero llorar, pero no tengo lágrimas. Quiero estar bien, pero no quiero estar bien…

 
No quiero comer mas. No quiero comer porque me da vergüenza y ansiedad. No quiero comer pero quiero comer porque en el fondo tengo mucha hambre y porque me falta fuerza y energía. Quiero estar bien, pero no quiero estar bien…

 
Estoy demasiado cansada, quiero dormir, pero no puedo dormir porque hay muchos pensamientos que me torturan. Cada día tengo la esperanza de que mañana va a ser un nuevo día y voy a ser capaz de matar a este carcoma, pero el día siguiente siempre es igual que el anterior. Quiero estar bien, pero no quiero estar bien…

 
Tengo el control de mi vida pero, de hecho, he perdido el control por completo. Quiero estar bien, pero no quiero estar bien…

 
Quiero estar bien…

 
Quiero estar bien…

 
Quiero estar bien…

 
¡Quiero vivir!

 
Marilena

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *

Forma part de:
És un projecte de:
xarxanet.org - Entitats i voluntaris per un món millor